Etiquetas

, ,

RostroMa

Eres la imagen más temprana
de mis vivencias, mi primera palabra,
el descubrir de mi amor
en su forma más pura.

Nunca tuve tanta soledad
como cuando no estabas en casa,
constructora de lo que soy,
es inevitable sentir tu abrazo
cuando abrazo a mis hijos.

Hoy que te veo frágil,
te siento vigorosa en mis raíces,
soy tu fruto maduro que
no quiere desprenderse,
soy ese mismo niño asustado
que consolaba tu voz.

Hoy te quiero ver en pié,
mañana caminar y después correr,
tal y como me lo enseñaste ayer,
quisiera devolverte la fuerza
que derrochaste conmigo.

Forjadora de mis virtudes,
construiste tanto con tan poco,
que no he comprendido
lo afortunado que he sido.

Anuncios