Etiquetas

,

Captura de pantalla 2016-03-31 a las 3.15.05 p.m.

Hoy temprano sorprendí
a la mañana mirándome,
noté que supo de mi padecer,
sus ojos estaban piadosos,
deslizaba su llanto rocío
por la única ventana abierta,
la que le permitió verme

El aire oscuro
que acompañó mi desvelo,
le susurró con brisa mi cavilar,
después se fue a dormir el día,
dejándonos a la mañana y a mi
la asfixiante tarea
de sortear este día sin rutina

En algún lugar de mi memoria,
meciéndose a la paz de una hamaca,
orondo esta el recuerdo del primer beso,
aquel beso cándido, aquel tímido,
febril, de ojos cerrados,
que hizo cimientos neuronales
porque ya no se irá

Hoy es cualquier sábado
en cualquier calendario,
hoy es otro día a noche,
que infla la distancia del recuerdo,
pero la noche no supo que hoy te veré,
aunque después te vayas,
ahora puedes cubrirme, noche.

Anuncios